Colombia Magia Salvaje

Colombia Magia Salvaje

Parques Zoológicos: ¿buenos o malos?

Los parques zoológicos son lugares icónicos en el mundo, existen hace siglos (el más antiguo es el Zoológico de Vienna que abrió sus puertas en 1752). Y a pesar de su evolución y transformación siguen siendo lugares muy visitados y queridos por el servicio principal que ofrecen: en ellos puedes ver de cerca animales que antes sólo habías visto en libros, televisión o internet.

Pero, como todo en un mundo donde hasta ahora estamos aprendiendo a convivir con la naturaleza, los zoológicos tienen aspectos positivos y negativos. Aquí te los presentamos, para que nos cuentes tu opinión:

 

Ventajas de los zoológicos:

  • Educan a las personas sobre biodiversidad y conservación.  Con una población mundial cada vez más concentrada en zonas urbanas, apartándose cada vez más de los espacios naturales y de las especies que viven en ellos, los parques zoológicos, acuarios y afines se convierten en la alternativa para conectar a la naturaleza con el hombre. Muchos de ellos tienen programas y esfuerzos especiales para que sus visitantes aprendan lo más posible sobre las especies que allí viven y se eduquen sobre la importancia de la conservación de especies y ecosistemas. Ése, en realidad, debería ser el objetivo principal a la hora de abrir este tipo de parques al público.
  • Crían animales para salvarlos de la extinción. Muchos zoológicos sirven como criaderos de especies amenazadas. Ese es el caso del cóndor californiano, que se reproduce en los zoológicos de San Diego y Los Ángeles, donde ayudaron a que pasara de 22 a 405 individuos de 1987 a 2012.
  • Facilitan la investigación extensiva al ser ambientes controlados: La disponibilidad de grandes animales en espacios limitados permite a los científicos e investigadores hacer estudios más detallados que ayuden a entender el comportamiento y características de cada especie, lo que al final puede ser una valiosa herramienta para ayudar a su conservación. Además, el personal altamente capacitado de muchos zoológicos no sólo investiga a través de las especies que viven en él, también puede prestar su experiencia a parques de vida salvaje y brindar soporte logístico para emergencias con especies en otros lugares.
  • Son centros de rehabilitación para animales rescatados de tráfico y maltrato: Los zoológicos proporcionan nutrición, cuidado veterinario y supervisión que permiten rehabilitar a animales rescatados e incautados del tráfico ilegal. Algunas veces estos animales pueden ser devueltos a su hábitat natural, aunque en muchos casos también el zoológico o refugio se convierte en la única alternativa para que sobrevivan.

Desventajas de los zoológicos:

  • Los animales pueden enfermar mentalmente: Se ha observado que los animales en cautiverio pueden sufrir de psicopatologías como compulsión obsesiva (por ejemplo, lamerse en exceso), depresión, auto-heridas y estrés. Por esta razón, los zoológicos tienen que asegurarse de que los animales estén más entretenidos, simulando actividades como la cacería o la socialización para evitar estos problemas.

«Ningún acuario, ninguna pecera en un ‘marineland’, por muy espaciosa que sea, puede replicar las condiciones del mar. Y ningún delfín que vive en uno de esos acuarios o ‘marinelands’ puede ser considerado normal». Jacques Custeau

  • No todos cumplen con el mantenimiento óptimo: Mantener animales en un zoológico requiere de muchos cuidados y cumplimiento de estándares exigentes, por lo cual es una actividad regulada por estrictas normativas en muchos países. Sin embargo, en ausencia de esas normativas, pueden darse muchos errores y negligencias que terminan afectando la salud y bienestar de los animales. Mientras las leyes locales no lo exijan, será muy difícil encontrar zoológicos comprometidos con altos estándares de calidad en la atención de los animales en cautiverio.
  • El contacto con humanos podría ser peligroso (para los animales): Parte de la logística complicada de los zoológicos es la exposición de los animales ante las personas. Aunque ésta es la ventaja educativa para aprender sobre estas especies, muchas veces la negligencia de las personas ocasiona accidentes. Los animales están expuestos a recibir alimentos que no pueden digerir correctamente e incluso intoxicarse, a sentirse estresados e intimidados o a actuar en defensa propia y agredir a los visitantes cuando éstos cometen alguna imprudencia. Estas situaciones confusas lastimosamente siempre llevan al sacrificio de estos animales
  • Mutaciones o alteraciones de las especies: Considerando que muchas de estas especies se están reproduciendo en cautiverio pues en libertad están amenazadas, el estar alejadas de su medio natural desde el nacimiento y hasta la muerte por varias generaciones podría estar causando alteraciones genéticas o del comportamiento que modifican para siempre las especies. Con ello, además, sufren también los ecosistemas que las necesitan para su equilibrio natural, pues no podrían ser reinsertadas para la vida salvaje en condiciones normales.
  • Pueden estar enviando el mensaje equivocado: En el mismo frente de la educación que brindan, sin desconocer que es útil y muy necesaria, la mayoría de zoológicos son presentados como lugares de recreación y entretenimiento cuando su misión principal es la conservación de las especies o animales que viven en él. Según algunos activistas, visitar un zoológico debería hacerse con el mismo respeto con el que se visitan los grandes museos del mundo que exponen magníficas obras de valor incalculable. Y así mismo deberían ser los parámetros de seguridad y reglas de comportamiento de los visitantes. El comportamiento de las personas en los zoológicos puede afectar tremendamente el bienestar de los animales, pues ellos no pueden exhibir su compartamiento natural (alejarse) y las agresiones sufridas por los visitantes pueden afectar su confianza y comodidad en el zoológico, que es su único hogar.

Los zoológicos no son el lugar ideal de los animales, eso está claro. Pero considerando el gran daño que han sufrido muchos ecosistemas alrededor del mundo, son una opción para tratar de conservar y evitar la muerte de cientos de animales salvajes. Siempre el objetivo será el estudio para su conservación y la educación de las personas sobre la importancia de estos animales para sus ecosistemas. Tal y como lo has visto en Colombia Magia Salvaje, todos estos animales y hábitats están conectados y del equilibrio entre todos depende nuestra propia supervivencia.

Así que aquí te compartimos lo siguiente:

Cómo identificar un zoológico responsable

Reconocer cuándo un zoológico es responsable no siempre fácil. Si quieres actuar de forma responsable y apoyar únicamente las buenas prácticas, es importante que la decisión de visitar el zoológico sea más que un deseo de entretenimiento o recreación. Con tu visita estás apoyando un sistema que afecta directamente (positiva o negativamente) a los animales.

Lo primero que debes hacer es buscar la mayor cantidad de información sobre el zoológico antes de visitarlo, para saber qué prácticas implementan en el cuidado y exhibición de animales y cuáles son sus objetivos y proyectos de conservación e investigación. Cualquier zoológico responsable te ofrecerá la información necesaria sobre sus prácticas y objetivos.

En esa búsqueda de información, trata de resolver las siguientes preguntas:

  • ¿Los recintos en los que viven los animales son adecuados para su tamaño o especie? ¿Están adaptados para simular su hábitat natural o son jaulas? El zoológico de Sao Paulo, por ejemplo, es conocido por invertir la interacción en el espacio del parque: los humanos pasean por el parque en vehículos cerrados y los animales están en espacios completamente abiertos.
  • ¿Quiénes se encargan de tratar a los animales? ¿Qué programas de entretenimiento y ejercicio implementan para mantener la salud mental y física de los animales?
  • ¿El zoológico tiene un foco educativo fuerte? Si es así, ¿cómo lo implementan? ¿cuáles son sus estrategias?
  • ¿Qué rol tiene el zoológico en la conservación de las especies que alberga? ¿Usa el lucro obtenido por las visitas para implementar o apoyar proyectos de investigación, rescate o educación?
  • ¿Cuál es la relación del zoológico con la comunidad local? ¿Se involucra en la educación sobre la biodiversidad y ecosistemas más cercanos a las personas que lo visitan?

Estas son sólo algunas de las preguntas que deberías intentar resolver para saber si el zoológico que deseas visitar es responsable y tiene una misión que vale la pena apoyar, o si no va más allá de la exhibición de animales silvestres.

¿Qué buenas prácticas has visto en los zoológicos que has visitado? ¿Qué opinión tienes sobre este tema? Únete a la conversación de nuestra comunidad en InstagramFacebook y Twitter.

Foto: Zoológico en Penha, Brasil. http://www.meusroteirosdeviagem.com/

@MAGIASALVAJE EN INSTAGRAM